Estudiaran reubicar Chañaral tras los aluviones en Atacama

Share Button

Al realizar un balance sobre los efectos del sistema frontal, la Onemi señaló que hay analizar si las áreas afectadas por la emergencia deben reconstruirse en el mismo lugar. El MOP, la intendencia y un geógrafo analizan esta posibilidad

 
¿Reubicar Chañaral? Es la pregunta que ha comenzado a rondar tras los aluviones y las crecidas de los ríos en la Región de Atacama, que han arrasado con casas y tapado con barro hospitales e incluso inundado el cementerio de Tierra Amarilla. Hoy la Onemi, en un nuevo balance de la emergencia, entró al debate.

“Hay analizar en forma directa en qué zonas se tendrá que estudiar si pueden continuar ahí y reconstruir en el mismo lugar”, dijo su director Ricardo Toro.

Ayer, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, dijo que ésta es una decisión urbanística territorial “que habrá que evaluar con todos los elementos”, pero destacó que la tecnología y algunas obras podrían ayudar a evitar un reemplazamiento.

“Aquí te enfrentas a un problema político y social, que es cuando se autoriza o se hace la vista gorda en ocupaciones de zonas establecidas como de riesgo” Geógrafo Pablo Osses Mientras que el intendente Miguel Vargas consideró necesario actualizar el plan regulador y manifestó estar dispuestos a rediseñar proyectos habitacionales en lugares seguros.

Eso sí, tomando en cuenta la opinión de los vecinos. Qué dicen los expertos. Pablo Osses, académico de Geografía de la U. Católica, expresó a Emol que “no hay que exagerar las cosas. Chañaral tiene unos sectores conocidos que están en cursos de quebradas, pero no es que la ciudad entera esté en peligro ni mucho menos”.

“Lo que ha ocurrido, en este caso, es que se han usado los cauces tanto del río Salado como de la quebrada Conchuelas y Cabrito. Ese es el problema: Ocupaciones en zonas de peligrosidad”, advirtió.

 

El académico afirma que lo que ocurre no es una supuesta falta de información respecto de las geografía de la zona, pues ésta existe desde hace tiempo y las las quebradas en Chañaral están bien identificadas. “Información ha existido y llegado donde tiene que llegar, la autoridad competente. Pero aquí te enfrentas a un tema que ya escapa a los especialistas que es un problema político y social, que es cuando se autoriza o se hace la vista gorda en ocupaciones de zonas establecidas como de riesgo”, explicó.

“Hoy estamos volviendo a un régimen mas lluvioso, con mayor intensidad, que es parte de los ciclos naturales del país que ahora está mostrando su lado feo, débil. Se está reordenando la cosa”, sentenció.

Fuente: Emol.com