Mucho más que un bono: Aporte familiar permanente(Juan Faúndez, Subsecretario servicios sociales )

Share Button

A partir de este mes, un millón 700 mil familias podrán recibir el Aporte Familiar Permanente de Marzo que consiste 41.286 pesos por carga familiar o por familia, según corresponda. Este monto  busca ayudar a cubrir las necesidades de la vuelta a clases, reconociendo las desigualdades económicas entre nuestros niños que inician o retoman sus estudios.

Más allá de buscar resaltar qué administración lo implementó, pongo el foco en el avance que esta primera ley promulgada por el Gobierno significa: la consolidación de derechos. De un bono, conocido como el “Bono Marzo” pasamos a un Aporte Permanente que hoy es parte del sistema de protección social del Estado.

Muchos de los derechos sociales que hoy no se cuestionan, partieron siendo situaciones excepcionales. Y aquí se recoge una necesidad cuya respuesta supera el asistencialismo para transformarse en un derecho permanente de las personas. Por ello, que se otorgue un nuevo beneficio no es obra de un gobierno en particular que decide ponerlo en práctica, sino de la sumatoria de fuerzas sociales que confluyen en que el Estado asuma esta responsabilidad.

Si pudimos avanzar de la lógica de un “bono” que es excepcional y discrecional de cada gobierno, hacia un derecho social de ayuda para enfrentar la vuelta a clases, es porque decidimos entre ciudadanos y actores políticos,  que a ningún niño o niña pueden faltarles sus útiles escolares al volver a la escuela y que es obligación como sociedad hacernos cargo de eso.

Ésta es la lógica que debe imperar en el Estado y en esta dirección avanzamos, hacia  la consolidación de derechos sociales. Este gobierno ha impulsado  grandes reformas en educación, trabajo y salud hacia la construcción de un Estado que se haga cargo de los problemas que flagelan lo más profundo de nuestra convivencia: disminuir las desigualdades entre los chilenos es esencial para la paz social y el buen vivir. Cuando celebramos la entrega de beneficios como éste celebramos que poco a poco avanzamos hacia una mejor sociedad. El Aporte Familiar Permanente de Marzo es mucho más que un bono, es una política social que señala que avanzamos hacia la construcción de un Estado Social.

Juan Faúndez

Subsecretario Servicios Sociales