Día Mundial contra la Trata de Personas: Por Alexis Rogat Lucero Fiscal Regional de Atacama

Share Button

La Asamblea General de las Naciones Unidas instituyó el 30 de julio de cada año como el Día Mundial contra la Trata de Personas. Tal resolución, busca sensibilizar a los Estados partes de la Organización y a los ciudadanos del mundo para luchar contra este flagelo, pues se trata de un fenómeno delictivo que no reconoce de fronteras ni consideraciones hacia el ser humano y lo transforma en objeto y mercancía. Este delito, supone que personas u organizaciones, mediante la violencia, intimidación, engaño, abuso de poder o vulnerabilidad de las víctimas, las arrebatan a su entorno, las trasladan y explotan con fines sexuales, de servidumbre, esclavitud o extracción de sus órganos.

De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo, cerca de 21 millones de seres humanos en el mundo son víctimas de esta horrenda práctica; entre ellos, más de 4 millones de niños.

La realidad descrita, motivó a nuestro país suscribir la Convención de las Naciones Unidas Contra la Delincuencia Organizada Transnacional, incluido el Protocolo de Palermo, que tienen por objeto la efectiva persecución de la trata de personas como también, incentivar a los Estados miembros a adoptar resguardos para su prevención. De esta forma, en cumplimento de compromisos internacionales, el Congreso Nacional aprobó la Ley 20.507, que entre otras medidas, incorporó a nuestro Código Penal el delito de trata de personas y dotó al Ministerio Público, como órgano encargado de su persecución, de una serie de herramientas legales que facilitan su investigación.

Asimismo, la Fiscalía junto a las policías, participa de las mesas nacionales y regionales contra la trata de personas y ha adaptado su estructura orgánica para enfrentar de manera seria y efectiva este ilícito. Creó la figura de Fiscales Coordinadores Regionales especializados en esta materia, quienes cuentan con el apoyo permanente de las unidades especializadas de la Fiscalía Nacional, lo que ha hecho posible investigar, perseguir y desbaratar redes nacionales e internacionales dedicadas al delito de trata de personas, permitiendo de esta forma, la liberación de quienes sufren de tal esclavitud y reunir asimismo, los elementos de prueba necesarios para sancionar a los responsables.

Finalmente, la Conmemoración del Día Contra la Trata de Personas es un llamado a los ciudadanos del mundo, y entre ellos a la comunidad Atacameña, para que abran sus ojos ante esta realidad y denuncien tal esclavitud, para hacer de nuestro país un verdadero  asilo contra la opresión.