“Fortaleciendo a los municipios y organizaciones sociales mediante la administración del territorio” Por Marcela Cepeda González Seremi de Bienes Nacionales

Share Button

En nuestra región de Atacama, durante los últimos meses, hemos recibido en innumerables ocasiones  a diversas organizaciones sociales y comunitarias que acuden a nuestra Seremi a solicitar inmuebles fiscales con la finalidad de desarrollar proyectos y así satisfacer el justo y necesario anhelo de sus bases. En ocasiones ya existe una ocupación, pero se encuentra sin regularizar, lo que impide que puedan postular a la variada oferta pública que nuestro gobierno les ofrece para fortalecer y mejorar sus vidas colectivas.

Consciente de esta situación, el gobierno de nuestra Presidenta Michelle Bachelet nos ha encomendado la misión de administrar el territorio no solo para proyectos productivos que generan rentas mensuales al erario fiscal y puestos de trabajo, sino que también otorgar concesiones de uso gratuito a organizaciones sociales, deportivas, artísticas, servicios públicos y municipios, para el desarrollo de iniciativas con impacto directo en la comunidad. En esa línea, nuestra ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma, visitó la región para entregar una decena de concesiones en las comunas de Copiapó, Caldera y Diego de Almagro, las que suman cerca de 200 mil metros cuadrados. Destinados a viviendas, áreas verdes, un jardín infantil, la farmacia comunal de Caldera, el observatorio municipal de Diego de Almagro y espacios deportivos y recreativos.

Porque el empoderamiento de las organizaciones sociales y la promoción de la participación ciudadana requiere de espacios de confluencia, seguimos trabajando para agilizar los procesos que permitan a otras organizaciones regularizar sus situaciones. Sin ir más lejos, la semana pasada volvimos a la comuna de Caldera para otorgar una concesión de uso gratuito por 5 años al Centro de Madres La Paz, quienes no solo contarán con un terreno de 166 metros cuadrados sino que también podrán postular a recursos. Hoy, las mujeres que integran este centro de madres están felices y tranquilas, porque cuentan legalmente con su sede.

Pronto entregaremos más de 13 hectáreas a un proyecto que dará que hablar en temas de investigación científica y fomento productivo no solo a nivel nacional, sino que ya antes de su puesta en marcha ha recibido importantes reconocimientos internacionales del mundo de la academia e innovación. Más espacios para la ciudadanía nos permite una mayor sinergia social, nos encontramos y reconocemos, con el vecino y la vecina, con el entorno, generamos redes y nos hace trabajar juntos para convivir en una ciudad y un barrio más seguro y feliz, datos intangibles que van más allá de cifras económicas, que cambian para bien la vida de personas y comunidades.