Carta abierta publicación diario Publimetro. por Carlos Martin Prunotto, Presidente Gobernanza Atacama Florece

Share Button

El estudio que sale publicado en el Diario Publimetro el día 5 de diciembre y sin entrar a cuestionar su metodología y valor de ésta, constituye una falta de respeto a muchas de las regiones de este país, al titular “Lo que no debes hacer en Chile” Otra muestra más de la prepotencia del centralismo. Todas las supuestas ciudades que gratuitamente se descalifican, son comunidades que obviamente pueden presentar brechas, pero que son territorios, habitables y amables. Muchas de las carencias son productos del tamaño de sus mercados y otras de la falta de oportunidades e inequidad que genera el mismo centralismo
Sepan en Santiago que la Región de Atacama y específicamente la ciudad de Copiapó tiene una historia digna de conocer: por algo acá en Copiapó se construyó el primer ferrocarril del país y segundo de Latinoamérica. Por algo contribuyó con una pléyade de héroes a la guerra del pacífico y ha contribuido a la riqueza económica de nuestra Patria
Queremos decir que Copiapó además es presente. Es una ciudad que se puede vivir, que se puede estudiar con calidad, que presenta menores indicadores de delincuencia que muchas ciudades.
Muchos no somos nacidos en Copiapó pero está ciudad nos ha acogido de manera excepcional; que no sólo nos ha permitido poder trabajar y para mucho constituir familias. Nos ha permitido integrarnos plenamente a su vida y a su potencial.
La ciudad cuenta con una urbanización moderna, posee Instituciones de educación superior de prestigio, cuenta con una razonable infraestructura de salud, posee instancias culturales y de entretención. Pero por sobre todo, cuenta con personas respetuosas y cariñosas. Todo sin contar los paisajes, playas y otros atractivos turísticos, patrimoniales, culinarios, dignos de conocer como es nuestro desierto florido entre otros.
Es cierto que nos faltan cosas en relación a los grandes centros urbanos de este país y quizás más de lo que uno quisiera pero afirmar que no hay que vivir o ir a Copiapó o a cualquier ciudad de Chile, constituye una falta de respeto a sus habitantes y una falacia

Carlos Martin Prunotto
Presidente Gobernanza Atacama Florece

3 comments

  1. luiss torres

    no tenemos agua para beber, salvo los bidones que se deben comprar.

    estamos llenos de contaminación , por la chimenea de paipote y el relave
    no tenemos areas verdes, amenazados constantemente por el rio que no se puede limpiar.
    calles sucias, veredas estrechas , todavia con vestigios de los aluviones.
    y las autoridades reparando casas viejas como patrimonio cultural
    la avenida Copayapu es considerada como carretera, donde los vehículos transitan a mucha velocidad.
    y estamos llenos de animitas

  2. ALFREDO

    Debemos ser capaz de reiventar la región y para esto se ncesita cambio de gobierno municipal, cambio gobierno central con gente que sea capaz de hacer cosas distintas a las de regalar paquetes de fideos en poblaciones …basta de esto y ver espacios que pueden ser pulmones verdes nuevos…admiro lo que hace Lavín de inventar cosas , me dirán pero esa comuna tiene dinero…respondo el quedarse estanco nunca saldremos adelante, creo que hay que poner gente innovadora…me da más confianza las propuestas de Piñera

  3. La reciente publicación en portada efectuada por el medio santiaguino Publimetro, “10 cosas que no debes hacer en Chile” donde se menciona a Copiapó como un destino para no vivir ni visitar; no es más que la penosa imagen que proyecta esta noble tierra hacia el resto del país, reflejo de una mala calidad de vida, donde ya no tomamos agua potable de la llave, no contamos con espacios públicos de esparcimiento para que la familia pueda disfrutar de forma libre y tranquila, a consecuencia de haber secado las vertientes del río Copiapó, y con ello casi toda la biodiversidad del sector, producto de decisiones orientadas 100% a un desarrollo económico, en función de la actividad minera y agrícola.
    La publicación más que molestarnos, debiera hacernos reflexionar y recapacitar sobre él porque siendo una ciudad histórica donde nace Chile, llamada San Francisco de la Selva de Copiapó, una tierra tan rica en su subsuelo, fértil en su superficie y con un clima privilegiado, nos posiciona según la encuesta realizada por la Consultora Periscopio, en un ranking donde la capital de Atacama tiene mala calidad de vida.
    La razón es simple, Copiapó siempre ha sido considerado como un buen lugar para trabajar, no para vivir; que no solo exporta cobre y uva, sino que también los sueldos, los que finalmente generan desarrollo económico en localidades vecinas. Ese paradigma, ha permitido que las autoridades y el sector productivo, hayan descuidado el verdadero desarrollo sostenible del territorio, sin considerar un equilibrio.
    El añoso Embalse Lautaro, es una clara muestra de lo planteado, única obra de regulación del recurso hídrico en la Provincia, construido en los años 30 por la entonces Dirección de Riego hoy Dirección de Obras Hidráulicas, el cual no cumple con su función básica de acumulación desde que se construyó, problema conocido por la autoridad, donde más del 50% del recurso hídrico no puede ser gestionado de manera eficiente, no permitiendo que el río Copiapó pueda cumplir con su función natural de ser el regulador de la vida del territorio. Resulta increíble la indiferencia de no tomar una decisión de fondo al respecto.

    Proyecto Lautaro 2.0 y la calidad de vida de Copiapó

    La JVRC, en el mes de noviembre, dio inicio a una campaña para dar a conocer el impacto del mejoramiento del embalse Lautaro 2.0 y la importancia que representa para cada uno de los habitantes de la zona.
    Desde que se puso en marcha la campaña, y que lleva por título “Lautaro 2.0 un proyecto de vida para Atcama y su gente” cientos los hombres, mujeres y niños se han fotografiado junto a la imagen publicitaria del Lautaro 2.0, que a la fecha ya se han sumado más de 1.300 personas, en señal de apoyo al proyecto.
    La iniciativa, tiene por finalidad de sensibilizar a la ciudadanía, sobre la importancia de gestionar de manera correcta las aguas del río Copiapó, considerando al vital elemento como un recurso esencial para la recuperación de espacios públicos, como por ejemplo el río Copiapó en el sector del pretil, en el sector de Kaukari, áreas que nos permiten mejorar el entorno de nuestra ciudad y desencadenar una serie de beneficios sociales y medioambientales en aras del desarrollo sostenible del territorio, potenciando de esa forma a la capital Regional de acuerdo a lo que ésta produce (US $ 4.500 MM año).
    Es tiempo de tomar decisiones velando por el bien común de nuestro territorio, priorizando el agua como elemento transversal de desarrollo. Ante una necesidad real, el proyecto requiere financiamiento para terminar los estudios finales solicitados por la Dirección de Obras Hidráulicas, se necesita una verdadera responsabilidad social empresarial de las grandes compañías mineras; agrícolas, y la voluntad de nuestras autoridades, para hacer de este proyecto un proyecto Región. El mejoramiento del Lautaro 2.0 y el cambio en la gestión del recurso hídrico debe ser prioridad, por el futuro de Copiapó y sus habitantes.