“Santiago NO es Chile…… Copiapó también es Chile”. por Jaime Mulet, Presidente de la Federación Regionalista Verde Social de Chile

Share Button

Como presidente de un partido regionalista, como es la Federación Regionalista Verde Social, y como Diputado electo por Atacama, me parece extremadamente preocupante la portada del medio de comunicación Publimetro, del pasado 05 de diciembre, donde se señala que Copiapó es una ciudad a la que “no se debe visitar” y en la que “no se debe vivir”.
En primer lugar la portada es prejuiciosa. Por todos es sabido que la región, y particularmente Copiapó, sufrió en los últimos años embates de la naturaleza tremendamente graves, pasando de tener un crecimiento sostenido en los años anteriores, a un deterioro urbano de proporciones producto de los aluviones (pérdida de viviendas, de equipamiento comunitario, de espacios públicos, etc). Por tanto, cualquier estudio medianamente serio que obvie dicha situación es sesgado, prejuicioso y profundamente injusto.
En segundo lugar nos parece un estudio parcial. Las ciudades no solo se definen por su materialidad o urbanidad. Es innegable que existe un plano mucho más subjetivo que guarda relación con la valoración que las personas dan de sus recursos y potencialidades inmateriales y belleza natural de sus entornos. Copiapó y Atacama posee un tremendo patrimonio histórico y cultural (que lamentablemente no ha sido visibilizado lo suficiente), uno de los cielos más limpios, las playas más bellas de Chile; y acabamos de ser testigos de uno de los espectáculos de la naturaleza más extraordinarios como el florecimiento del desierto más áridos del mundo, lo que generó la visita de miles de turistas.
En tercer lugar es injusto. Atacama y Copiapó han sido históricamente el mayor símbolo de abuso del centralismo en Chile. Y esto los regionalistas lo hemos denunciado una y otra vez. Atacama dio el origen a la historia moderna de nuestro país, desde acá surgieron los recursos para la independencia y para la creación de la fortuna y desarrollo de Chile (Agua Amarga y Chañarcillo son testigos de esa historia). Sin embargo los recursos se van de la región, se los lleva Santiago (donde circula el diario Publimetro), y solo nos dejan pasivos ambientales como el agua más cara y de peor calidad. Por tanto, que nos estigmaticen porque carecemos de grandes parques o calles es una injusticia; y los regionalistas nos hacemos cargo de dicha injusticia y luchamos por revertirla. Necesitamos que los recursos que Atacama genera se queden mayoritariamente en la región.
Ahora bien, no debemos obviar una señal que nos puede dar esa encuesta. El que existan chilenos y chilenas que nos vean tan negativamente nos da cuenta de cómo estamos dando a conocer la región al resto del país. No obstante a los recursos naturales, culturales y patrimoniales que nosotros reconocemos, al parecer no todos lo están percibiendo o valorando de la misma manera. Y acá si tenemos un problema. Hemos visto como mucha gente se ha ido a La Serena o a otras ciudades, la reconstrucción ha sido lenta, los recursos necesarios no han llegado en su totalidad. Es efectivo que necesitamos mayor desarrollo urbano y vial, y también entregar soluciones definitivas y modernas a quienes siguen viviendo de allegados o en tomas (debemos pensar en grande y crear nuevos macro-barrios como “El Palomar” en dirección hacia Caldera); necesitamos generar espacios de esparcimiento, espacios deportivos, culturales, etc. Por lo tanto esta publicación es una alerta y una situación a revertir; DEBEMOS HACERNOS CARGO. Es además de un compromiso que asumí desde siempre con la comunidad que me eligió como diputado.

Jaime Mulet Martínez
Presidente de la Federación Regionalista Verde Social de Chile
Diputado electo por Atacama